ENTRE| ivars 2002

Entre (Espacios para desaparecer)

 

Isleta ajardinada entre la Avda. de la Aurora y la calle de Walt Whitman, Málaga

 

Esta intervención site-specific se localiza en una isleta triangular ajardinada con césped, altas palmeras, ficus, palmas, valla metálica baja, etc. en el centro comercial de la ciudad. Dicha isleta se sitúa entre dos calles abiertas al tráfico rodado en una zona comercial activa, rodeada a cierta distancia por altos edificios.

ENTRE (espacios para desaparecer) consiste en 14 bloques paralelepípedos distribuidos por pares y dispuestos en composiciones diversas. Las piedras, losas horizontales de 180 x 90 x 25, están colocadas sobre el suelo formando pares de distinta composición. Sobre cada pareja de piedras se coloca, a modo de puente, un par de sandalias de bronce de tamaño natural reforzando así las siete unidades compositivas esparcidas por todo el jardín.

El diseño horizontal de la intervención de carácter permanente (atiéndase a los materiales tradicionales utilizados, bronce y caliza, resistentes al paso del tiempo) permite mantener la perspectiva de la zona generando un vacío arquitectónico siempre de agradecer en zonas de alta densidad de edificación. Asimismo, las medidas de los elementos horizontales, sobre todo, su escasa altura, permite cierta interactividad con el ciudadano ya que su forma invita a que sean utilizados como lugares de asiento o reposo. Y aunque las dimensiones son monumentales, debido a la fragmentación y a la horizontalidad, la obra queda determinada por la escala humana en contraposición a los edificios adyacente y a los modos habituales de este tipo de intervenciones.

Por tanto, a pesar del bullicio propio de esta localización urbana se pretende configurar un entorno estético-ambiental a modo de paréntesis que enfatice el valor paisajístico y la interacción con el público al proponerse como área de descanso, zona de encuentro y de juego o, incluso, lugar de meditación.

Por otra parte, las chanclas, elemento popular y sencillo, ligero, bien conocido por los habitantes de Málaga, una ciudad a orillas del Mediterráneo, pero también de cualquier lugar del mundo, hacen de contrapunto figurativo y simbólico a unos elementos pesados y abstractos, aligerando su monumentalidad y haciendo más accesible la comunicación con la obra.

En el orden conceptual, ENTRE (espacios para desaparecer), trata de aprovechar la ubicación, para enfatizar las necesidades humanas de zonas de vació entre la alta densidad de acontecimientos que rodean nuestras vidas. El propio diseño de losas horizontales, pareadas, combinadas de maneras diversas y unidas por puentes de sandalias nos habla de la situación compleja en la que se mueve el individuo de hoy, siempre entre esto y aquello, entre espacios diversos, y cuyo lugar de acción, cada vez más, ha de ser el límite, la frontera, el entre. Por otro lado, su no muy lejana similitud con un camposanto (en este caso, desde luego, laico), puede ser un recordatorio, en medio de la ciudad, de la fragilidad de nuestras ambiciones, de la precariedad de nuestros anhelos, procurando satisfacer la necesidad social de ocupar espacios para la contemplación y para la meditación, esto es: espacios para desaparecer.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR