P. S. F. | ivars, 2012

P. S. F. 

Querido Padre Anselmo,

Joaquín Mira, el español, que vino con el proyecto de la Columbia llegó aquí esta mañana medio llorando y me contó su desgraciada historia. “Domingo, me dijo, tiene usted que ayudarme. Yo, como usted sabe, estoy enamorado de Perlita la de Dimas, la quiero mucho y me quedé aquí por ella. Pero necesito informarle de algo personalmente, antes de que le lleguen rumores y esto ya no tenga arreglo. La he dejado en estado, preñada, ¿me entiende, no?, y su padre me pide una dote que yo no tengo. De momento nadie más sabe de esto; ahora usted y su familia, la de Perlita quiero decir, y yo, claro. Dice Dimas que le he estropeado el negocio que ya tenía cerrado por la prieta. Y dice que como los españoles tenemos mucha plata, que la busque donde sea; que he de procurarle el doble de lo que le ofrecía el viudo Rubén el de Los limones porque quedará mal y tendrá que dar explicaciones al viejo y pagarle por perder la palabra. Y yo, padre, le juro que estoy seco, que soy un pobre payaso que no tengo donde caerme muerto ayunque haya venido con los gringos. ¡Ay, padre! que estos son haitianos y no se andan con rodeos, que ya sabe usted que se le va a calentar el machete si no le pago”.

Y no paraba de gimotear. ¿Qué hacemos con este chacho, padre? Vaya pensándolo, yo tengo alguna idea pero mejor me llego a verle mañana con la moto (tengo que ir para arreglar lo del acueducto con la JUMO). Por cierto, la jeepeta está averiada, a ver si me manda hoy desde Ocoa a Juancito, dígale que venga cuanto antes; mejor esta tarde a primera hora. Ya le veo.

PD: Dele algo al Tigre por el recado, yo no tenía nada suelto, y que al menos se pague la nafta del motoconcho.

DB

***

Querido polaco,

Mañana no puedo verte, no sé cuándo podrá ser, tengo que ir a Santo Domingo durante unos días; en la diócesis me están dando largas con la serrería, dicen que los jesuitas no tenemos límites. (Imagínate cómo están). Que de dónde van a sacar los pesos para otra máquina, que si ya pagaron esto o lo otro hace tres días, que si… En fin, no comprenden de lo que se trata. Menos mal que el marido de Maritza parece que podría echarnos una mano, él tiene contactos en Alemania, quizás en Siemens, ya veremos. Reza Domingo, reza.

Lo de Joaquín, pues lo de siempre, tendremos que pagarlo nosotros. Desde luego, algunos tienen el favor del diablo. ¿Pero él quiere de verdad quedarse aquí y casarse con la niña o en el fondo quiere volverse, que es lo que hacen todos? ¿Qué idea tienes tú, hijo? Cuéntame bien cómo ha sido todo, pero ya te digo que ando revuelto con lo de la máquina. Será mejor que lo vayas arreglando tú (si quieres te mando a la madre Altagracia para darte una ayudita con esto), pero mantenme al corriente.

¡Ah! polaco, no sigas haciendo cortes de manga ni digas tacos cuando vas con la jeepeta, o dilos en polaco, el otro día tuve una queja de los norteamericanos.

Un abrazo, cuídate.

PD: A parte de lo de Joaquín ¿Qué tal por Sabana Larga?, hace tiempo que no paso.

P. A.

***

Querido Padre Anselmo,

Ya sé que ha vuelto, que no le duró tanto el lío en la capital. ¿Cómo ha ido lo de la máquina? ¿Le dan o no? Aquí hacen falta cosas, la riada se ha llevado tres casas y los he metido en la parroquia, pero no tengo camas, andan tirados en la sacristía y en el garaje, esto no puede aguantar mucho de esta manera. ¿Le fueron con lo de la crecida? Fue tremenda, en La Horma una casa y dos en Sabana. Así que deme buenas noticias. Por ahora no puedo ir, sigo pendiente del acueducto y ya están aquí los del tendido de teléfono, Dios quiera que esto llegue pronto y no tengamos que comunicarnos de esta manera. De los celulares ni le pregunto ¿no?

¿Joaquín?, le cuento. Ya sabe usted que vino con el programa de la Columbia U., que se pegó a ellos desde España no sé cómo, quizás por los artistas de allí que vinieron para lo de las esculturas y de paso se lo trajeron a él y a unos cuantos payasos. Este se quedó aquí porque parece que no tenía donde ir, que en España no tenía futuro y además se había enganchado con Perlita desde que bailó con ella en Los Naranjos, eso me dijo. No creo que aquí pueda hacer nada, cuando vino con los cooperantes tenía su gracia tener aquí a los Payasos Sin Fronteras por un par de semanas, pero ya se fueron todos menos este, que no vale para otra cosa y que encima está empeñado en casarse con la de Dimas. Y a ese ya lo conoce usted, como se le caliente el filo del colín no le quedan enteras al payaso ni las gomillas de la nariz.

Entonces, mi idea es que de momento Joaquín se vuelva a España y, por si las moscas (si el payaso decidiese no volver), ya le enmendaremos nosotros a Perlita su pérdida, y le pagamos a Dimas con las tierras del Moro que nos quedamos el año pasado, creo que eso le valdrá. Perlita tiene catorce y Rubén sesentaidós, ¡Por Dios! Ya sé que no es muy cristiano padre, pero no veo otra solución si estamos de acuerdo en evitar la sangre del machete y la venta de otra niña. María la de la Cuenca sabe de estas cosas, le pido a usted permiso para tratar con ella. (Mejor que Altagracia no venga, esto es cosa de chachos).

PD: Me dijo el Tigre que no le dio usted nada, seguramente se le olvidó. Dele hoy algo, yo sigo igual de fondos. Y lo de los tacos… Esos […] gringos no sé quiénes se creen, padre, si viera que me pitaron por no poner el intermitente los muy […], como si aquí eso sirviese de algo.

DB

***

Polaco,

Ni se te ocurra hablar con María la santera. Dile a Dimas que venga a hablar conmigo y yo trataré de solucionarlo, pero no como tú sugieres, cristiano rudimentario y brutal. Nuestro Señor Jesús y la Virgen María se apiaden de tu alma comunista y nos proteja a todos de ella.

Y paga tú lo del Tigre, que quien derrocha el gasoil con la Norton y la jeepeta eres tú.

PD: [¡…!]

P. A.

***

Querido Padre Anselmo López,

Espero de usted su perdón, yo ya lo he pedido a Dios Nuestro Señor. Estoy sobrepasado con lo de las líneas, los huéspedes, las misas, el comedor, la escuela, el coro, y encima con los gringos estos que nos han mandado, que nada más pasean, observan, calculan, hacen fotos y vídeos, hacen como que piensan y no hacen nada de nada pero lo saben todo. Y para colmo nos han traído al bobo de su paisano, páter, que más que payaso sin fronteras parece un payaso sin límites. Por cierto, Dimas no sabe que yo lo sé, y no creo que trate con usted el asunto, ya sabe la fama que tenemos con estos haitianos. No insistiré en lo de María, si usted tiene alguna idea dígamelo y yo lo hablaré con Joaquín antes de hablar con el prieto.

PD: Juancito no pasó por aquí. ¿Le dijo que viniese? Y le he dicho al Tigre que usted le daría para la nafta, que hoy es domingo y ustedes pasan el cepillo antes porque tienen la misa más temprano.

DB

***

Querido Padre Domingo Bortko,

Acepto tus disculpas, pero es el Altísimo el que en verdad puede perdonarte y ayudarte, yo soy un pobre viejo de la vieja escuela y mi perdón, aunque te lo concedo, no creo que valga de mucho en estos tiempos tan locos ni sirvan para corregir mentalidades tan pragmáticas y tan poco fervorosas como la tuya. Ya sé de tus múltiples tareas, que no llegas a todo. Nos pasa también aquí, las monjitas de la parroquia están cada día más flacas y ojerosas. Estamos todos agotados, sobre todo ahora con las lluvias. Pero tenemos que seguir los mandamientos de la Iglesia y no los del corazón, el tuyo por ejemplo, que sé que lo tienes muy grande aunque a veces seas un poco bárbaro y tires por la calle de en medio.

Tienes que olvidarte de momento de las maderas, la máquina no llegará, si llega, hasta dentro de unos meses, y aquí con la cortadora no damos abasto para las reformas del colegio. Apáñate con los vecinos y arregladlo en comunidad, que se distribuyan los afectados por distintas casas. Ya sé que arriba en La Horma están más organizados y son más solidarios que en Sabana Larga, pero ese, sé que lo sabes, es parte fundamental de tu trabajo: crear comunidad. Aplícate bien en Sabana.

Dile a Joaquín que venga a verme, lo espero mañana a la tarde en el despacho. Ya te contaré en lo que el Espíritu Santo me ha iluminado, la idea me llegó en sueños esta pasada noche.

PD: Le he dicho al Tigre que en este sobre van algunos pesos del cepillo de ayer, y que de esto tú le darás para el gasoil.

P. A.

***

Querido Padre Anselmo,

Todo correcto, Joaquín irá mañana.

PD: Padre, se habrá olvidado otra vez, no había nada en el sobre. El Tigre está empezando a rugir, para calmarlo le he dicho que le diga a usted que: O hay pesos o no le entregará esta carta.

DB

***

Querido polaco,

Todo arreglado. Aunque Joaquín vino como cooperante, he encontrado para él, a través del marido de Maritza, un trabajo de animador en Punta Cana, en un resort. Con esto podrá pagar antes de seis meses lo que Dimas le demanda. Le pedirá la mano de Perlita y espera que tú vayas con él porque habrá que hablar también con el viejo Rubén para contentarle con el pago y así no se enfurezca demasiado por no conseguir a la niña. Como ves, con ayuda del Espíritu Santo, Dios aprieta pero no ahoga. Esta misma semana iré a verte con Juancito en su jeepeta, el jueves, retrasa un poco el ensayo con el coro porque llegaré a las 6 p.m.

PD: El Tigre se cayó del motoconcho, (los caminos del Señor son inescrutables), tuve que curarle los desconchones. Con el lío parece que se ha olvidado de decirme algo que tú decías que tenía que decirme.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies